Los vecindarios se adaptan a los discapacitados

En nuestra vida actual hemos podido ver como los diferentes organismos se han ido adaptado a las necesidades de los discapacitados. Por ejemplo, en cualquier administración de Hacienda o diferentes organismos oficiales podemos encontrar desde rampas, ascensores así como toda una serie de facilidades para que cualquier persona, independientemente de que sea o no discapacitado, pueda ser atendido como uno más.

Es cierto que esto puede suponer un gasto extra bastante importante… sin embargo, la constitución reconoce a todas las personas por igual por lo que este gasto está completamente justificado.
Por otra parte, estos cambios también han llegado a los vecindarios.

Una adaptación muy esperada

Adaptación en los comercios

Rampa silla de ruedas

Los comercios son los primeros que han tenido que adaptarse a estos cambios. Mayormente por que la ley los obliga pero también lo han hecho con la idea de poder acercarse a cualquier tipo de cliente.
Por esta razón encontraremos los elementos que hemos citado anteriormente, desde rampas en el caso de que para acceder al local hayan escalones hasta ascensores o escaleras mecánicas que harán mucho más fácil la accesibilidad por toda la zona.

Polideportivos

En los polideportivos también se ha seguido esta evolución. Ahora podemos encontrar pistas especialmente preparadas para discapacitados… pero todavía hay más: también se dan toda una serie de cursos y actividades pensados precisamente para ellos. De esta manera podrán practicar deporte de la misma manera que el resto de personas.

Talleres especiales

Al igual que ocurre en los polideportivos, también se han creado toda una serie de talleres especiales con actividades para discapacitados. Lo mejor de todo es que casi todos ellos son subvencionados por el ayuntamiento; es decir, que o bien no tienen ningún tipo de coste o bien es tan reducido que es irrisorio.

Otro de los aspectos en los que más se ha trabajado es la integración. Aunque haya talleres especializados para discapacitados, normalmente no existe ningún problema para que asistan a los normales (Por ejemplo, clases de informática, de cocina, de contabilidad).
Los docentes han sido formados para poder tratar a cualquier persona.

Centros de discapacidad

Centro discapacitados

No obstante, estas personas necesitarán acudir a un centro especialmente diseñado para ellos donde encontrarán profesorado especializado que les ayudará a mejorar su calidad de vida. El problema de estos centros es que no había demasiados.

Por ejemplo, antes una persona discapacitada podía vivir en una ciudad y tener que desplazarse a la más cercana para poder acudir a estos centros. Ahora la cosa ha cambiado y tenemos muchos más de estos centros; digamos que en cualquier gran ciudad encontraremos varios para facilitar el acceso a aquella persona que lo necesite.

Cambios en el transporte en y el día a día

Los transportes también han adaptado sus instalaciones para discapacitados. Por ejemplo, las personas que van en silla de ruedas en bus verán como el vehículo se puede reclinar un poco más para facilitar el acceso de las mismas. A la hora de subir al tren tienen botones regulados a su altura para poder pulsarlos en el momento en el que quieran solicitar parada para bajar.

También hemos podido ver como las calles han sido adaptadas para discapacitados con semáforos que controlan el tiempo con sonidos (para sordos), diferentes zonas para que puedan acceder personas con sillas de ruedas así como todo tipo de instalaciones relacionadas.

Aunque es cierto que todavía queda mucho por conseguir, nos encontramos en el buen camino para poder hacerlo.